Preparan lanzamiento de misión Dragón a EEI

El proveedor de la NASA SpaceX tiene programado para este viernes el lanzamiento de su octava misión denominada Dragón de reabastecimiento de Servicios Comerciales a la Estación Espacial Internacional (ISS).

La misión despegará a bordo de un cohete Falcon 9 en punto de las 15:43 horas, tiempo de la Ciudad de México, desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 40 en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, (CCAFS), en Florida.

Dragón llevará investigación científica, suministros para la tripulación y hardware para el laboratorio orbital en apoyo de los tripulantes de las Expediciones 47 y 48, indicó en su página de Internet la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Se estima que 10 minutos después del lanzamiento, Dragón alcance su órbita preliminar, despliegue sus paneles solares y comience una serie de encendidos de motores de manera cuidadosa coreografiados para llegar a su destino.

La nave llegará el 10 de abril a la EEI, lugar en el que el astronauta de la NASA Jeff Williams y el astronauta de la ESA (Agencia Espacial Europea), Tim Peake, usarán el brazo robot de la Estación para capturar la nave espacial Dragón.

Los comandos de tierra serán enviados desde Houston para que el brazo de la Estación instale a Dragón en la cara inferior del módulo Harmony para su estancia.

El lunes la tripulación presurizará el espacio entre la Estación y Dragón, para luego abrir la escotilla entre las dos naves.

La misión Dragón también incluirá el Módulo de actividad expandible Bigelow (BEAM), que se adjuntará a la Estación Espacial para probar el uso de un hábitat espacial ampliable en condiciones de microgravedad.

La misión tiene programado regresar a la Tierra en mayo con muestras biológicas de los astronautas, entre ellos las recogidas durante la misión de un año de duración de la NASA.

Los nuevos experimentos que llegarán a la Estación Internacional ayudará a los investigadores a estudiar la atrofia muscular y la pérdida de masa ósea en el espacio, con la ayuda de la microgravedad para buscar una idea de las interacciones de los flujos de partículas a escala nanométrica.

También les permitirá usar el crecimiento de cristales de proteínas en condiciones de microgravedad, para ayudar en el diseño de nuevos fármacos contra enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *