¡Viva la Huelga Nacional del Magisterio!

Ha llegado la hora, en este sendero, no hay retorno, la huelga nacional del magisterio ha estallado el 15 de Mayo, Día del Maestro en México, con prontitud, miles de educadores de la CNTE, estudiantes y profesores universitarios, ya se suman; los tambores que anuncian al unísono la entrada a un periodo intenso de la lucha de clases, no mienten.

El movimiento popular-magisterial de Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán, marchan a la cabeza de este portentoso coloso social, emularán la bravura y disposición por luchar el movimiento popular-magisterial de Sonora, Veracruz, Durango, Nuevo León, Yucatán, Campeche, Hidalgo, Chihuahua, Morelos y Puebla, así como Sinaloa, Jalisco, Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí, Tlaxcala, Nayarit, Coahuila y Colima; sin faltar Querétaro, Tabasco, Estado de México y la Ciudad de México con sus tres secciones sindicales.

El Estado Mexicano no juega, ha desplazado miles de efectivos sobre todo al sur y sureste del país para ahogar las protestas, lo único que lograrán será tirarle más gasolina al fuego. Las retención de salarios en Chiapas y Oaxaca no frenaron la decisión de irse a la huelga, sus respectivas asambleas la han ratificado. Los profesores cesados adquieren conciencia y entregan todo por recuperar su trabajo.

La huelga es la principal arma de los trabajadores. Es el turno de los maestros, luego de la huelga de abril 17 al 15 de mayo de 1989, ésta es una de las más importantes, veremos si madura y alcanza de la estatura de aquélla denominada la “primavera magisterial”, que derrotó el cacicazgo de Carlos Jonguitud barrios en el SNTE y arrancó de un jalón el 25 por ciento de incremento al sueldo base.

Ahora las demandas son otras, abrogación de todas las reformas estructurales, incluyendo la abrogación a los artículos 3 y 73 de la Constitución y sus leyes secundarias, reinstalación de todos los cesados, libertada de los presos políticos y la defensa de la educación pública.

Camaradas, que la muerte de más de 600 profesores (desde el surgimiento de la CNTE en 1979) no sea en vano, que tanta sangre derramada, no ahogue nuestras ganas de luchar y vencer.

En lo que está por venir son escaramuzas que deben fortalecernos para la batalla final.

¡Viva el movimiento magisterial-popular!

¡Vivan los maestros mexicanos en huelga!

¡Viva la CNTE y sus organizaciones hermanas!

Opinión de Profesores Representantes de la CNTE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *